Inauguramos una nueva sección en nuestra web, que bajo el título “UPSJ SOMOS” pretende ir poniendo cara a los compañeros y compañeras que conformamos la gran familia de UPSJ y conocer  su visión de la Justicia y de nuestra profesión, sus inquietudes, trayectoria asociativa y otros aspectos que seguro nos van a sorprender.

Con una periodicidad que nos gustaría fuese mensual, daremos a conocer el perfil de algún afiliado o afiliada que, más allá del ámbito estrictamente jurídico, destaque por su personalidad,  hobbies, cualidades, destrezas e incluso rarezas, conscientes como somos del enorme y plural potencial humano de nuestra asociación y de lo interesante que va a resultar sacarlo a la luz.

Nuestra idea es que esta sección sea lo más participativa posible, y por ello os invitamos a que nos hagáis llegar vuestras propuestas de compañeros y compañeras que entendáis merecen ser conocidos un poco más por todos, y a que igualmente, si así lo queréis, hagáis vosotros mismos de entrevistadores.

Y para empezar a lo grande, hemos querido contar en esta primera entrega con nuestra querida compañera MARÍA PEÑACOBA PÉREZ.

 

Presentación1 (2)

 

Barcelonesa del 71, casada, de padres catalano-castellanos, María estudia derecho en la Universidad Central de la Ciudad Condal, aprobando posteriormente las oposiciones de Gestión Procesal y , por promoción interna, en 2008, las de Letrada de la Administración de Justicia. Pertenece a la 35 Promoción, de la que conserva grandes compañeros y amigos.

Con destino actual en el Juzgado de lo Penal núm. 27 de Barcelona, ha ejercido antes en un juzgado de Instrucción de Granollers y cree que su carrera profesional se desenvolverá siempre en la jurisdicción penal, que es la que realmente le gusta y en la que se encuentra cómoda.

Nos cuenta María que siempre tuvo claro que de afiliarse a alguna asociación sería a UPSJ, y así lo hizo al poco de aprobar la oposición, animada por la, a la sazón, delegada en Cataluña, la incombustible Carmen Bernal y comprometiéndose después a trabajar duro por todos en el Secretariado ejecutivo. Actualmente es codelegada en Cataluña, junto con nuestras también muy queridas Encarnación Cervantes e Inma Canet.

Jurista de profesión (también es criminóloga), aunque su verdadera vocación es el “show business”. Cinéfila empedernida, comparte con su hermano mellizo (también jurista) la pasión por el séptimo arte que supo transmitirles su padre. Incluso ha hecho sus pinitos como guionista y cortometrajista amateur.

Abordamos a María para esta entrevista recién aterrizada del Festival de cine de San Sebastián, al que acude cada año y en el que disfruta en cada proyección. Y no solo Donisti, también  Sitges, Málaga y todo festival que se le ponga a tiro y del que luego hará crónica y crítica en las webs especializadas en las que colabora.

María Peñacoba es también una corredora de fondo. Participa en todas las carreras populares que puede y procura no perderse la Media Maratón de Barcelona. A ella le debemos, como impulsora, la tradicional caminata o running de nuestras jornadas y congresos, desde que comenzaran en Granada, siendo para ella cita ineludible por muy tarde que acabe la parranda de la noche anterior.

Un rato de charla con María da para mucho: además de cine, literatura, teatro, filosofía, viajes, música… Almodóvar, Allen, Truffaut, Cercas,  Philippe  Lançon, Azcona, Bebo Valdés… Razones más que suficientes para, fuera de las estrecheces de este formato, continuar la conversación con María y seguir aprendiendo y sorprendiéndonos.

En definitiva, una compañera comprometida, inquieta y entusiasta que merece por méritos propios inaugurar esta sección.

María, ¿cómo y por qué llegaste a ser Letrada de la Administración de Justicia?

Tras licenciarme en derecho preparé las oposiciones de Gestión Procesal y cuando se cambió el sistema de promoción interna de méritos por examen, me presenté y aprobé en la primera convocatoria, la 35. El hecho de haber desempeñado el trabajo de Gestora me ha sido muy útil en mi labor de Letrada de la Administración de Justicia, no sólo por conocer el sistema de gestión, la tramitación procesal y sus costes sino también para ponerme siempre en el lugar del otro y para crear y gestionar equipos.

¿Por qué te afiliaste a UPSJ?

Nunca tuve duda que sería UPSJ la asociación a la que acabaría uniéndome. De hecho cuando en el CEJ vinieron las asociaciones a presentarse a la única charla a la que asistí fue la de UPSJ. Los potenciales afiliados y afiliadas de UPSJ no necesitan merchandising ni obsequios para convencerse. La labor, profesionalidad, cercanía y atención de UPSJ es suficientemente atractiva para atraer a las nuevas promociones. Para mí es muy importante que la asociación además de trabajar por nuestros derechos profesionales sea también una asociación progresista. Con el progreso vendrán los avances y con éstos, nuestros logros.

Durante algún tiempo perteneciste al Secretariado ejecutivo de nuestra asociación, ¿qué avances o logros recuerdas que se alcanzaran durante aquel periodo?

El ingente trabajo que hacéis en el Secretariado es en muchas ocasiones invisible, por eso me duele escuchar críticas, en particular de compañeros y compañeras que no pertenecen a ninguna asociación, con el mantra de que las asociaciones no hacen nada. Mi etapa en el Secretariado la recuerdo con mucho cariño sin embargo nos tocó lidiar con una época complicada, no sólo por el gobierno de turno sino por la discusión interna que motivó que se hiciera una consulta entre los afiliados y afiliadas sobre cambiar el significado de nuestra “P” (seguir siendo progresista o profesional). A ello se unió la baja del entonces portavoz y de varios miembros del Secretariado. Como avances puedo señalar los que llevamos a cabo a nivel interno: nueva página web (gracias a Raquel Ibañez), nuevo logo de la asociación (obra de Inma López), nueva gestión de cobros, creación de gestoras en aquellas delegaciones que carecían de delegado territorial e implantación del informe de gestión para la rendición de cuentas de la labor llevada a cabo por el Secretariado (ideado por Carlos Sánchez). En aquella época ya formaban parte del Secretariado dos compañeros que aún siguen al pie del cañón, Lidia Urrea nuestra actual portavoz, y Carlos Artal. Nadie se imagina el desgaste que supone el trabajo en el Secretariado, tener que negociar con el Ministerio, con los partidos, con las otras asociaciones, con la afiliación y con las voces críticas.

¿Cómo ves la situación actual del Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia y en qué consideras que ha cambiado desde que te afiliaste?

Las oportunidades que en la actualidad se ofrece al Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia entiendo que se han incrementado. He sido una de las afortunadas que consiguió una de las becas convocadas por el CEJ en colaboración con el INAP para cursar el master de liderazgo y dirección pública del INAP. Creo que este año no se ha ofrecido y debe reclamarse que se nos siga incluyendo en esta excelente oferta formativa. Lo que he aprendido en estos dos años, los docentes de primer nivel que he tenido y las compañeras con las que me he encontrado (Charo, Pepa, Sofía, Marta y Mónica) bien han merecido el esfuerzo personal y económico que ha significado. El conocer otras administraciones, lo avanzada que está la AGE en administración electrónica me ha hecho pensar en lo mucho que nos falta en la Administración de Justicia y que para conseguirlo los y las Letradas de la Administración de Justicia somos una pieza clave.

Según tu opinión, ¿cuál consideras que es el principal problema de nuestro Cuerpo y cuál es o debería ser la solución?

Pienso que uno de nuestros problemas es la falta de motivación. Me resisto a creer que nuestras expectativas profesionales se reducen a ir a un juzgado con menor carga de trabajo o a un juzgado dónde se cobre más. Para ello considero fundamental el desarrollo de una carrera profesional horizontal en la línea de lo que se hace en el resto de la Administración Pública. Otro de los problemas es la ausencia de liderazgo. Somos los y las directoras de nuestras oficinas judiciales, y debemos de ejercer como tales. Siempre digo que observando el trabajo y funcionamiento de un Juzgado rápidamente te das cuenta de si el o la Letrada de la Administración de Justicia dirige efectivamente el órgano judicial o se escuda en formas de hacer o inercias antiguas que hacen que la Administración de Justicia no avance como debiera.

¿Qué medidas imprescindibles consideras que habrían de implementarse para conseguir una Justicia eficiente y de calidad en nuestro país?

En las Jornadas de Tarragona el Secretario General de la Administración de Justicia dijo una frase que apunté porque me gustó mucho: la Administración de Justicia tiene que tender hacia la calidad, la calidez y la claridad. Creo que tenemos que interiorizar que prestamos un servicio público y que somos responsables ante la ciudadanía y para ello tenemos que hacer más “amable” la Administración de Justicia. Por ejemplo con algo tan sencillo como hacer más claro el lenguaje que utilizamos en las citaciones, requerimientos, oficios, etc.

Las medidas para conseguir una Justicia eficiente y de calidad creo que deberían orientarse hacia una simplificación administrativa, el rediseño de los procesos, el avance hacia la e-Justicia y conocer cuál es la opinión de nuestros usuarios y profesionales legales a través de encuestas y hacer un seguimiento de las mismas que nos permitan mejorar nuestra actividad y nuestros órganos. Por la experiencia personal que hicimos en mi Juzgado para obtener un valor en el indicador nivel de satisfacción del Cuadro de Mando puedo decir que los abogados y ciudadanos a quienes pasamos la encuesta se mostraron muy sorprendidos por la iniciativa y que sus opiniones formarán parte de los sucesivos planes de mejora de mi Juzgado.

Eres titular en un Juzgado de lo Penal de Barcelona, ¿consideras que “el procés” ha dificultado la labor de los Letrados de la Administración de Justicia destinados en Cataluña? ¿Cómo es el ambiente allí y en qué consideras que nos afecta?

Puedo decirte que mi labor diaria en el Juzgado Penal no se ha visto afectada por el procés. No obstante, como sabes por lo publicado en prensa, hay compañeros y compañeras en órganos de instrucción que sí se han visto afectados en determinadas actuaciones y a todos ellos y ellas les hemos mostrado nuestro apoyo y solidaridad desde la Delegación catalana de UPSJ.

Las últimas jornadas que celebramos en Tarragona las dedicamos a Justicia, información, y publicidad. ¿Consideras que UPSJ proyecta una imagen atractiva para las nuevas promociones de compañeras y compañeros? ¿En qué crees, como entendida en imagen, que deberíamos mejorar?

Sin duda UPSJ ofrece una imagen más actual, cercana, moderna, tecnológica y atractiva para las nuevas promociones. Hemos dejado atrás la fé pública judicial, las arcaicas maneras de trabajar y apostamos por la tecnología, por nuestro liderazgo, por la gestión por procesos, por la evaluación y por la eficiencia y creo que es precisamente por todo ello que nos distinguimos. El paso que nos faltaría sería tal vez la creación de una app, aunque soy consciente que es muy costoso, pero conseguiría llegar y atrapar a los y las jóvenes promociones. Otra idea que podríamos estudiar es la de organizar jornadas para nuestro “bienestar físico y mental”. Me refiero a talleres de yoga, de atención plena, de reducción del estrés. Sería como un soplo de aire fresco en nuestra rutina diaria, del mismo modo que las grandes empresas organizan salidas a sus directivos para controlar el estrés y estimular su creatividad.

Después de tantos años afiliada a UPSJ, seguro que hay algún congreso, algunas jornadas, o algún encuentro del que tengas alguna anécdota o algún recuerdo especial.

Es difícil señalar sólo uno porque de todos guardo muy buenos recuerdos ya que supone reencontrarte con compañeros y compañeras de otras provincias o incluso de Barcelona, que con el trabajo diario apenas nos encontramos. Recuerdo que el Congreso de Granada fue espectacular y además en el que se instauró la ya tradicional carrera o running de los viernes por la mañana. También fue muy especial el de Girona, en gran parte porque los miembros del comité organizador fueron sensacionales, el detalle que tuvieron con el picnic con cava viendo el mar creo que lo recordaremos todos y todas las asistentes.

¿Qué te parece nuestra página web? ¿Qué nuevas secciones te gustarían que pudieran incluirse?

La página web ha ido evolucionando hasta ofrecer, en mi opinión, una imagen de claridad y transparencia. A ello se une el hecho de que nuestras compañeras que llevan las RRSS, Carmen Bernal e Inma Canet, son muy rápidas y ágiles en transmitir la información que se cuelga en la web. ¿Qué nuevas secciones se podrían incluir? Por pedir y como aficionada al cine y a la literatura podría pedir una sección del tipo “Nos encontramos en el cine”, o “Vamos a leer”, en el que varios voluntarios y voluntarias enviáramos críticas o recomendaciones para fomentar y compartir cultura, tan necesaria para abrirnos la mente, para empatizar, para conocer otras realidades, en definitiva, para hacernos más presentes, más sensibles y más humanas. También se me ocurre otra sección para compartir buenas prácticas o formas de hacer que hayan resultado exitosas. A todos estos deseos quiero darte mi enhorabuena por esta magnífica idea y me siento muy honrada porque hayáis pensado en mí para ser la primera en inaugurarla. Gracias.

Como destacada cinéfila, si tuvieras que ponerle el título de una película al Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia, ¿cuál sería?

El título iría mutando. La primera fase se podría titular “Solo ante el peligro” cuando iniciamos nuestra carrera profesional, con nuestros temores, nuestras nuevas responsabilidades, fundamental para paliar esa sensación el hecho de pertenecer a una asociación.

La película de los afiliados y afiliadas a UPSJ se podría titular “Los amigos de Peter”, reunión de amigos que colaboran, charlan, participan de proyectos e iniciativas, se divierten pero que también comparten sus problemas, sus frustraciones y sus deseos.

Finalmente, la película del Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia sería “Los increíbles” porque ya sabemos que en muchas ocasiones la falta de recursos la debemos suplir con ingenio, creatividad e iniciativa; las elevadas cargas de trabajo con muchas horas de dedicación y estudio, y la falta de reconocimiento con fortaleza mental.

Por último, María, nos gustaría que nos dijeras tu película, actriz, actor, directora y director favoritos y cuál es o va a ser para ti la película de año.

Esta si que es una pregunta difícil. No puede quedarme con una sola, son muchas o cada una para un momento determinado. Lo que sí te puedo decir es que mis directores favoritos son Woody Allen y Pedro Almodóvar, y como directora Kathryn Bigelow. Aún recuerdo la edición del Festival de San Sebastian cuando Almódovar le entregó el Donostia a Allen. La película del año, por lo bien que ha hecho la campaña de marketing, ganando incluso en el Festival de Venecia, creo que será Joker. En los Goya apostaría por La trinchera infinita. Muy recomendable, no dejéis de verla, Antonio de la Torre y Belén Cuesta están sensacionales.

Muchas gracias, María, por tu amabilidad y por haber aceptado nuestra propuesta. ¡Deseamos que todo te vaya de cine! Que, como cantaba el maestro Aute, “todo en la vida es cine y los sueños, cine son”.

Entrevista: Francisco Aguilar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies