UPSJ SOMOS: JUAN JOSÉ YÁÑEZ PENA

Continuamos con esta sección, “UPSJ SOMOS”, que tiene como objetivo ir conociéndonos un poco más unos a otros, y en primer lugar queremos daros las gracias por la acogida que habéis dispensado a la misma. Os recordamos nuevamente que estamos abiertos a vuestras propuestas y participación.

Para esta segunda entrega hemos querido contar con un compañero que, pese a no llevar muchos años afiliado, ya se ha convertido en todo un referente en nuestra asociación: nuestro querido JUAN JOSÉ YÁÑEZ PENA.

JUAN JOSÉ YAÑEZ

José nace en Ginebra (Suiza) en 1978 a donde, como otros muchos españoles, emigraron sus padres en aquellos años en busca de un futuro mejor.

Tras su primera formación, y aún cuando no contaba con ningún jurista en la familia, decide estudiar derecho, y con diecinueve años regresa a España con el objetivo de cursar un año y con la perspectiva de después continuar la carrera en el país helvético, para lo que se matricula en la Universidad de Santiago de Compostela, en la que finalmente se licenciará.

Decide preparar las oposiciones de jueces, fiscales y secretarios judiciales, y tras algunos años de estudio y de trabajo en la empresa privada (trabajó en la implantación de Minerva en Galicia) superará las de gestión procesal. Ya ejerciendo en los juzgados, decide concurrir a la convocatoria de secretarios judiciales por el turno libre, aprobando en poco más de un año. Pertenece a la XXXVII Promoción. Desde entonces siempre ha ejercido en el Juzgado de lo Penal núm. Uno de Vigo (Pontevedra), partido en el que es toda una institución.

Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que Juan José es de las caras más visibles de los Letrados de la Administración de Justicia en Galicia, donde además de haber sido delegado de UPSJ, espolea al resto de compañeros para que se sumen a todas las iniciativas que surgen en defensa de nuestros intereses, siendo habitual que aparezca en la prensa local y autonómica dándonos voz a todos.

Desde hace algo más de un año forma parte del secretariado ejecutivo de nuestra asociación, al que aporta, además de su permanente disponibilidad y conocimientos de todo tipo, un punto añadido  de reflexión y de mesura, tan necesario cuando de tomar decisiones se trata.

Casado y padre de un niño, Martín, su debilidad, es un gran aficionado a las carreras populares. Hace escasos días que participó en la Media Maratón de Vigo y piensa ya en la Vigo-Baiona.

Aficionado a la ciencia ficción, a la novela negra (nos habla con entusiasmo del boom de la novela negra gallega y viguesa) y al comic, que podrá leer en castellano, gallego, inglés, francés o alemán. Es autor de un blog (https://unaciertajusticia.wordpress.com) en el que reflexiona sobre nuestra profesión, sobre la Justicia en general, el cine o la literatura y otras tantas cosas que le ocupan y le preocupan.

Nos cuenta además un pajarito, que Juan José tendrá un papel muy destacado en la organización del próximo congreso de UPSJ, el congreso de nuestro XXX aniversario.

En suma, un compañero polifacético, involucrado con nuestra asociación, de la que se ha convertido ya en un imprescindible y que necesariamente tenía que forma parte de esta sección.

– Juan José, ¿por qué decides estudiar derecho y después preparar la oposición?

Desde el nacimiento hasta la muerte estamos sujetos al derecho, hay una tramoya invisible alrededor de todas las escenas de nuestra vida, una red de derechos, obligaciones y responsabilidades. Lo que no entiendo es que tanta gente viva de espaldas a esa realidad. ¡Todo el mundo tendría que querer estudiar Derecho!

A nuestra oposición llegué de casualidad. Al no saber adonde dirigirme al acabar la carrera empecé a preparar Judicatura. Después de tres años me di cuenta de que en realidad no tenía interés en dictar sentencias o decidir sobre la libertad de las personas, pero tenía que aprovechar el tiempo dedicado y me orienté a Secretarios. Lo que fue un acierto, porque estoy enamorado de nuestra profesión.

– ¿Cuándo y por qué te afiliaste a UPSJ?

No lo hice de inmediato. En los primeros años de mi carrera estuve observando con calma a las diferentes asociaciones. Di el paso de asociarme cuando estuve plenamente convencido de mi identificación con UPSJ, con su carácter activo, reivindicativo y luchador. Creo que me afilié en 2014.

– ¿Cuál crees que es el principal problema del Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia, y cómo, según tú, podría solucionarse?

El primer problema, y el segundo y el tercero, es el retributivo. Llevamos ya diez años desde las reformas de 2009 esperando la adecuación salarial a las funciones asumidas en ese momento. Lamentablemente me temo que la única forma de conseguirlo será con una huelga.

-¿Qué reformas necesarias consideras que habrían de hacerse en nuestro estatuto profesional?

Son muchas. Hay que reformar el sistema de categorías profesionales (idealmente, tender a la categoría única), regular un procedimiento transparente para las comisiones de servicio o establecer un calendario fijo para las oposiciones que se mantenga año tras año. Y sobre todo conseguir un marco propio de negociación colectiva para evitar que las condiciones laborales de nuestro cuerpo sean negociadas por sindicatos que no velan por nuestros intereses sino todo lo contrario, como se ha visto con la impugnación por CC.OO. del decreto de sustituciones.

– Enumera tres medidas que entiendas imprescindibles para conseguir un servicio público de la Justicia eficiente y de calidad.

-Dotación adecuada de medios personales y materiales.

-Probar mejor las aplicaciones informáticas antes de su implementación.

-Extender la NOJ a todos los partidos judiciales.

– Eres miembro del actual secretariado ejecutivo de nuestra asociación, ¿consideras que ha habido algún avance desde entonces en la defensa de los intereses de los Letrados de la Administración de Justicia o entiendes que se está fallando en algo? ¿Qué hay de verdad y de mito en el mantra “las asociaciones no hacen nada”?

Lo cierto es que aquí hacemos mucho, muchísimo, pero no luce. Es frustrante, porque le dedicamos mucho tiempo que podríamos dedicar a nuestra vida personal. Si tenemos una reunión en el Ministerio, tenemos que estudiar los asuntos, preparar nuestra propuesta y perder un día de trabajo para ir a Madrid, pero después a la vuelta seguimos teniendo que atender a nuestra mesa, minutar nuestros escritos, hacer lo que cualquier otro compañero.

Y todo ello para conseguir escasos resultados, hay que reconocerlo. El principal logro de este periodo, la reforma de las retribuciones por sustituciones, tuvo un parto larguísimo para luego verse anulado por el Supremo.

– Desde que comenzaste en la profesión siempre has estado destinado en un Juzgado de lo Penal, ¿por qué esa jurisdicción y no otra?, ¿qué hace que después de tanto tiempo no decidas concursar?

Pues no lo sé. La verdad es que cuando me veo ahogado por las ejecutorias, pienso en concursar, a cualquier otra jurisdicción, pero nunca acabo cubriendo la instancia. Seguramente sea porque a pesar del mucho trabajo, estoy muy a gusto con el personal de mi Juzgado, tengo una gran plantilla.

– Antes de ser Letrado de la Administración de Justicia trabajaste algún tiempo como gestor procesal, ¿qué consideración tenías entonces sobre nuestro trabajo?, ¿ ha variado tu opinión?

En la justicia, cada cuerpo piensa indudablemente que él es el peor tratado y el que más trabaja. Lo cierto es que como gestor, no era consciente del todo del trabajo y responsabilidad del LAJ. Dicho esto, las LAJs, entonces secretarias, con las que trabajé destacaban por ser técnicamente muy buenas, y muy resolutivas, aprendí mucho de ellas dos.

– En Galicia padecisteis el año pasado una larga huelga de los funcionarios de los cuerpos generales de la Administración de Justicia, ¿cuáles han sido las consecuencias de esa huelga?, ¿cómo está actualmente  la situación y en qué ha afectado al trabajo de los Letrados de la Administración de Justicia destinados en esa Comunidad?

La huelga produjo un retraso generalizado de todas las causas que no se ha recuperado. Órganos que estaban bien ahora están mal, y los que estaban mal están ahora muy mal. Se aprobaron una medidas para la recuperación de horas que han sido cosméticas sobre todo. Por otra parte, empeoró en general el ambiente laboral, sobre todo de los funcionarios entre sí.

A los LAJs no se nos tuvo en cuenta para nada en los planes de recuperación. Es lamentable decirlo, pero muchos nos enterábamos de que se habían concedido horas a los funcionarios por el aumento de firma. Desde luego, no hubo refuerzo de LAJs, ni prolongaciones horarias retribuidas para nosotros.

– En las pasadas jornadas de Tarragona participaste, junto a Enrique Alberto Maya, en una ponencia sobre UPSJ y las nuevas generaciones, ¿consideras que nuestra asociación aporta una imagen atractiva para los compañeros más jóvenes? ¿En qué podríamos mejorarla?

Creo que tenemos camino por recorrer. Tenemos que mejorar nuestra comunicación, tener más reactividad ante asuntos de actualidad y emplear más contenido audiovisual. No olvidemos sin embargo que no tenemos liberados, hacemos lo que podemos con el tiempo que tenemos. Dicho esto, las compañeras que llevan las cuentas de Twitter y Facebook lo hacen muy bien.

– Eres autor de un blog en el que, junto a cuestiones de más enjundia jurídica, tratas temas como el papel del letrado o secretario en el cine, series o literatura. Ante la visión tan distorsionada que se da nuestra profesión, ¿qué crees que podríamos hacer como asociación para, al menos en el ámbito nacional, intentar que esto se corrija?

Tenemos que ser activos y reactivos. Intervenir en redes sociales y en prensa. Meter la cabeza continuamente. Tiene que verse que existen los Letrados de la Administración de Justicia, y que nuestro trabajo es muy relevante para el funcionamiento del Estado de Derecho.

Como ejemplo, he visto hace unos días que la Facultad de Derecho de Ourense organizaba una feria de profesiones jurídicas, en la que no participaba nuestro cuerpo, me puse en contacto con la organización y hemos quedado en que el curso que viene mandaremos a alguien a presentar de primera mano nuestra profesión a los estudiantes del Centro.

– Como deportista y corredor de fondo que eres, ¿crees que UPSJ está en forma?, ¿qué le falta y qué le sobra a nuestra asociación?

En una carrera de fondo no se puede estar esprintando siempre. Hay que dosificar, hay periodos en los que hay que recuperar fuerzas. Lo importante es que cuando nos acerquemos a los kilómetros finales, en la última subida, hayamos conservado suficientes fuerzas para cambiar el ritmo y conseguir el objetivo al cruzar meta. En ese sentido veo muy bien a UPSJ.

Lo que no nos faltará seguro, es compromiso y ganas.

– Por último, Juan José, sabemos de tu pasión por la ciencia ficción, por la novela negra y el comic europeo. ¿Qué película o qué libro nos recomendarías como imprescindibles del género?

Es muy difícil recomendar una única obra, a ver que tal nos sale.

Como película de Ciencia Ficción, Gattaca.

Como novela negra, Los hijos del mar, de Pedro Feijoo.

Como cómic, cualquiera de Corto Maltés.

 

Moitas gracias, Juan José, por haber aceptado esta entrevista. Te deseamos todos los éxitos que mereces y de los que eres capaz y que, a buen seguro, redundarán en todas y todos tus compañeros.

¡Nos vemos muy pronto por esas terras galegas! Y, de momento, hasta aquí podemos leer…

Entrevista: Francisco Aguilar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies