En el día de ayer las asociaciones de Letrados de la Administración de Justicia fuimos convocadas telemáticamente a una reunión con el Ministerio de Justicia, presidida por el Secretario de Estado de Justicia, Sr. Zapatero, y a la que también comparecieron el Secretario General para la Innovación y Calidad del Servicio Público de Justicia, Sr. Vargues, y el Subdirector General de Innovación y Calidad de las Oficina Judicial y Fiscal, Sr. Cabo. Por la Unión Progresista de Letrados de la Administración de Justicia asisitió nuestro portavoz, Francisco Aguilar.
La reunión pivotó primordialmente sobre las siguientes cuestiones:

1.- Ley de eficiencia organizativa.
Se nos explicó que a través de este proyecto se pretente la transformación de la organización judicial mediante la creación de los Tribunales de Instancia; la implementación de la Oficina Digital en todo el Estado; y la creación de las Oficinas de Justicia en los municipios, que supondrán la transformación de los actuales Juzgados de Paz.
Por cuanto que se trata de una cuestión de un extraordinario calado y dada la documentación trasladada previamente a la reunión (ninguna), y la facilitada en ese momento (un power point), UPSJ solicitó que se nos aporten los documentos correspondientes para poder hacer las alegaciones pertinentes a dicho proyecto con mayor conocimiento de causa. A tal fin, se indicó que seremos convocados a una reunión de trabajo en el mes de abril.

2.- Teletrabajo.
UPSJ no comparte el texto del borrador de la que cabe suponer será una futura orden ministerial sobre teletrabajo, y defiende una regulación específica para los Letrados de la Administración de Justicia dadas la particularidad de nuestras funciones directivas. El hecho de estar regulados conjuntamente con el resto de funcionarios de los cuerpos generales nos perjudica notoriamente, defendiendo UPSJ, entre otras cosas, que la limitación al teletrabajo del tercio de Letrados destinados en el mismo orden jurisdiccional en cada partido judicial, lo sea en referencia a todos los del partido judicial, con independencia de la jurisdicción para no perjudicar a los compañeros de los partidos más pequeños.
Las asociaciones solicitamos que, en cumplimiento de la exigencia de la LOPJ de ser escuchadas en todas las cuestiones que afectan a nuestro estatuto orgánico , se nos dé trámite para formular alegaciones a dicho borrador, a lo que por parte del Ministerio se accedió, y por lo que así procederemos.

3. Adecuación salarial.
Este ha sido, es y seguirá siendo, por razones obvias nuestro principal caballo de batalla. Por parte tanto del Secretario de Estado como del Secretario General se informó de que se dará cumplimiento a la Disposición adicional de la Ley Prespuestaria.
Evidentemente, el debate no es ese, esto es, que se cumpla con le Ley (en este caso la de presupuestos), sino que el debate tiene que ser “cuánto y cuándo”. A tales efectos, se nos indicó que seremos convocados en el mes de abril a un reunión de trabajo.

4.- Registro civil.
Es esta sin duda, en estos momentos, nuestra principal preocupación, por la forma en la que se ha conducido el Ministerio, que ha hurtado a las asociaciones de Letrados cualquier posiblidad de negociación, y que nos ha obligado a acudir a los grupos parlamentarios para intentar que nuestras propuestas prosperen.
Si bien se han conseguido algunas cosas importantes (como que seamos exclusivamente los Letrados de la Administración de Justicia los encargados del Registro civil), el Ministerio sigue en sus trece en otras extremadamente delicadas:
– mantiene el sistema de libre designación para los Encargados de los Registros civiles exclusivos. Considermos que ello, además de ser contrario a la exigencia constitucional de igualdad, mérito y capacidad, no tiene ningún sentido para un puesto que debe ser eminentemente técnico. Un puesto, además, en el que cobra toda su relevancia la Fe Pública. UPSJ defiende que el atributo de la Fe Pública debe ser “sagrado”, y que en modo alguno puede estar condicionado por las veleidades del político de turno. Libre designación, implica también obviamente, libre destitución.
– por otra parte, no se contempla de momento una retribución adecuada para los Encargados de los Registros civiles exclusivos que comiencen a aplicar la ley y que UPSJ entiende que ha de ser, como mínimo, la misma que perciben los actuales magistrados encargados. Deber ser ésta una cuestión que tiene que resolverse, sí o sí, antes del día de su puesta en marcha, y que de lo contrario supondrá, como así nos lo habéis pedido los compañeros en esos destinos, hacer coincidir la entrada en vigor de la Ley con medidas de conflicto.

5.- Las asociaciones de Letrados también expusimos la imperiosa necesidad de avanzar en otros temas sempiternamente pendientes: reglamento orgánico, cuarta categoría, productividad…

En conclusión, y como resumen, UPSJ agradece la reunión, el tono de la misma y la voluntad de avanzar en el trabajo de todos los proyectos en marcha que reconocemos son muchos y, por tanto también, mucho el trabajo de este Ministerio en unos tiempos, a nadie se le escapa, extraordinariamente complicados. Es justo reconocerlo.
Tambien creemos, queremos creer, en el compromiso ministerial de atender la principal e histórica reclamación de nuestro Cuerpo: la retributiva. Se nos ha dicho con claridad que el Ministerio cumplirá con lo mandatado por la Ley prespuestaria , esto es, la “adecuación” de nuestro salario a la enjundia, la cantidad y la responsabilidad de las funciones que nos han sido encomendadas. ADECUACIÓN, y no ninguna migaja ni cualquier otra cosa. Tenemos la palabra del Ministerio de que así será. Pero obras son amores, y citando a Góngora, “las palabras, cera; las obras acero”. Veremos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies