La plantilla de Letrados de la Administración Justicia se ha visto mermada de manera considerable como consecuencia de la pandemia. A las distintas causas de exclusión y las bajas ordinarias se añade una carga de trabajo excesiva en todos los órdenes jurisdiccionales, en parte derivada del colapso económico consecuencia de esta situación de emergencia, y en parte derivada del esfuerzo para reanudar completamente la actividad judicial. Producto de este contexto, los Letrados de la Administración de Justicia nos vemos sometidos a una doble presión y carga de trabajo a cambio de una escasa compensación económica, incluso en muchos casos inexistente, lo cual  supone un claro ataque a nuestra dignidad laboral como funcionarios públicos.

Ante este panorama nos encontramos con sustituciones insuficientemente retribuidas con unos emolumentos que pueden considerarse como miserables y que quebrantan el principio de proporcionalidad retributiva en cuanto a trabajo y en cuanto a nuestra responsabilidad.

Los Letrados de la Administración de Justicia seguimos estando maltratados a nivel retributivo. Es lamentable que dentro de la función pública , Justicia esté remunerando a uno de sus protagonistas principales, con apenas 200 € por las sustituciones ordinarias; y con 900 €  en el mejor de los casos las  sustituciones voluntarias .O sea, se paga la doble funcionalidad, dedicación y responsabilidad laboral muy por debajo del salario mínimo. Un comportamiento que se aleja mucho de los principios de solidaridad, igualdad y justicia social y laboral, valores en cualquier caso básicos y fundamentales en un estado de Derecho moderno, consolidado, actual y vanguardista.

Los Letrados de la Administración de Justicia merecemos justicia laboral. Es decir, cuando hagamos sustituciones en otros juzgados se nos pague lo que merecemos.  Exigimos de nuevo la vigencia del RD 101/2019 de 1 de marzo que nos aseguraba retribuciones más justas que las actuales, tanto en sustituciones voluntarias como en sustituciones de menos de diez días cuando se realizara alguna actuación en la que el Letrado de la Administración de Justicia debiera intervenir.

Sustituir implica el ejercicio en un órgano del que no somos titulares de todas las funciones propias de nuestro cargo, asumiendo a la vez también todas sus responsabilidades.

Para el Ministerio de Justicia que sustituyamos supone reducir el coste económico de la plaza que se cubre, ya que la cobertura por sustitución externa duplica como mínimo las retribuciones marcadas para nuestras sustituciones.

De esta forma, los Letrados de la Administración de Justicia, cuando sustituimos con todo nuestro esfuerzo y máxima responsabilidad laboral, contribuimos a no empeorar la singular coyuntura nacional en la que nos encontramos. La respuesta del Ministerio de Justicia a ello no pueden ser solo palabras, sino acciones para proteger el erario y la calidad del servicio público.

Esta es una situación que calificamos como de necesidad.  Por tanto, exigimos transparencia presupuestaria y una acción formal, positiva e inmediata por parte del Ministerio para que recupere con celeridad el RD 101/2019 de 1 de marzo, para beneficio de todos y para poner fin a esta postura de abuso y precariedad laboral.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies