Según comunican en sus páginas web, los sindicatos CCOO y CSIF pretenden impugnar el Real Decreto 101/2019, de 1 de marzo, que regula las retribuciones por sustituciones de los Letrados de la Administración de Justicia.

Alegan que dichos decretos no han sido negociados en la mesa de personal, dónde dicen representar a nuestro cuerpo, vulnerándose el derecho fundamental a la negociación colectiva.

Por lo tanto, se supone que lo impugnarán por perjudicar a nuestro cuerpo. ¿Y qué dice exactamente ese Real Decreto? Que las sustituciones por menos de diez días se podrán remunerar en determinados casos y que las sustituciones voluntarias, que hasta ahora se pagan una miseria, se pagarán un poco, muy poco, más. Lejos del 100 % del complemento que la Sra. Ministra ha prometido a jueces y fiscales. Parece pues mejorar en algo las condiciones de nuestro cuerpo, pero probablemente entiendan dichos sindicatos que la mejora es escasa y debe ser superior, podríamos suponer.

Sin embargo, no parece ser ese el motivo de fondo de la impugnación. En la nota de CCOO se puede leer: “la ministra de Justicia vuelve a beneficiar a una minoría, algunos cuerpos de la Administración de Justicia (en este caso, los Letrados, tras negociar y pactar anteriormente incrementos retributivos con Jueces y Fiscales), marginando y castigando a la inmensa mayoría del personal funcionario de la Administración de Justicia: más de 45.000 trabajadores y trabajadoras de los cuerpos generales y especiales, sin los cuáles esta Administración no puede funcionar.”

En la página de CSIF se dice que se perjudica a los Gestores y resto de funcionarios con titulación para ser letrados al cargarse uno de los pocos mecanismos de promoción profesional  (se supone que por incentivar a las sustituciones voluntarias entre titulares en detrimento del nombramiento de sustitutos, entre los que tienen preferencia los gestores). Se critica igualmente la falta de transparencia en los procesos de provisión de puestos o los graves problemas que está ocasionando la cobertura temporal por sustitución de algunos destinos, cuestiones en las que incluso coincidimos, pero que no se ven afectadas para nada por este decreto.

Ante esto, solamente podemos reafirmarnos en que ESOS SINDICATOS NO NOS REPRESENTAN. Su actuación se dirige siempre a perjudicar los tan escasos avances de nuestro cuerpo, sin que suponga ninguna ventaja para los cuerpos generales. Es más, su negociación siempre ha sido en negativo hacia el Cuerpo de Letrados, perjudicándonos siempre y favoreciendo los intereses propios del resto de Cuerpos; consiguiendo con ello, en aquellos territorios con competencias transferidas,  mejorar las condiciones de esos Cuerpos, sin pelear por las nuestras. Hasta llegar a la situación surrealista de que en diversos destinos hay gestores que ganan lamentablemente  más que un Letrado; situación que ocurre únicamente en la Administración de Justicia y que es impensable en el resto de Administraciones del Estado, que cobre más quien menos responsabilidad tiene.

Desde UPSJ nunca nos hemos opuesto a las legítimas mejoras profesionales de gestores, tramitadores y auxilios (ni a las de jueces, fiscales o forenses), y no entendemos que continuamente quienes dicen representarnos, o sea, los sindicatos generalistas se perjudique a nuestro cuerpo innecesariamente en la mesa de personal.

El que se remunere ligeramente más las sustituciones voluntarias de letrados no “castiga” al resto de cuerpos como dice CCOO, ni es obstáculo a la promoción profesional de gestores, como dice CSIF, toda vez que no se modifica en nada el régimen de sustituciones existentes. Es más, es una medida que permite rebajar los gastos presupuestarios del Ministerio de Justicia, que gracias a ello, puede destinar este ahorro a otras partidas de mejora para todo el personal, si es su voluntad política.

Las manifestaciones y acciones que publican ahora estos sindicatos, son una prueba más el abuso de su poder en la mesa sindical como nuestros representantes “formales” , que no reconocemos y se incluyen en una lista muy larga, demasiado larga de perjuicios en contra nuestra. Uno de los más recientes  es su pretensión de que el 0,2% de fondos adicionales que los presupuestos del 2018 reconocen a los Letrados de la ADJ , igual que al resto de colectivos,  pase a engrosar la parte del resto de Cuerpos representados por estos sindicatos, y de esa manera, apropiarse de nuestra pequeña parte diluyéndola dentro de su masa salarial, evidentemente mucho más numerosa, porque son muchos más a repartir.

Por ello es tan necesario, como reclamamos desde siempre, disponer de una negociación colectiva propia.

De momento, abierto un nuevo periodo electoral sindical, UPSJ ya ha conseguido laudos a favor de nuestra exclusión de los censos electorales, y seguimos la batalla. Sin duda, por los enormes perjuicios que los sindicatos generalistas causan con su abuso en nuestros derechos laborales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies