Los Letrados de la Administración de Justicia hemos tenido, de nuevo, el honor de recibir dos latigazos más, en forma de sendas resoluciones.

Es un martirio al que nos someten el Ministerio de Justicia, los Secretarios de Gobierno, los Secretarios Coordinadores y el CGPJ, un día sí y al otro,  también.  Que no os confunda el Covid19, compañeros,  la culpa del martirio habita  hace siglos en la calle San Bernardo de Madrid .El Ministerio de Justicia no impone su autoridad en estos asuntos de su competencia, y esta ausencia se contagia a toda la cadena de mandos.

El problema era previsible desde que el lunes pasado el Ministerio acordó levantar la veda a todo tipo de escritos y demandas –  bueno a todos no, solo a los profesionales – , siendo evidente que tal levantamiento mientras los plazos están interrumpidos por una norma de rango superior ( Real Decreto de alarma de 14 de marzo ), iba a significar un  sinfín de conflictos interpretativos.

El Ministerio tenía dos opciones: la primera debatir con los Secretarios de Gobierno una solución de cómo articular el fin de la veda pero con los plazos interrumpidos, y después defenderla a capa y espada, ante el CGPJ, y a través de los Secretarios de Gobierno y Secretarios Coordinadores ante las Comisiones de Seguimiento, que más bien lo que siguen es latigando pero allí a los representantes del Ministerio.  Una defensa inexcusable cuando las notificaciones son competencia única de los Letrados de la ADJ, y por tanto, expertos en cómo y cuándo practicarlas según la legislación vigente ( de momento no derogada ..).

La segunda opción era decidir en soledad como se salvaba la contradicción, y después defenderla a capa y espada frente a los antes referidos, aún a peligro de recibir palos, pero es lo que tiene meterse en un dilema kafkiano.

En todo caso, el Ministerio de Justicia el día que él mismo levantaba la veda de escritos y demandas, debía marcar criterio, ejercer su autoridad como único competente, como el único con derecho a voto en este tema, por muchas velas que haya presentes en este entierro. Era necesario que su cerrase el círculo que él mismo abrió.

UPSJ ya advirtió en la nota del jueves que alguna Comisión de Seguimiento autonómica había planteado consulta al CGPJ sobre si se notifica, no se notifica, qué se notifica, cómo se notifica, etcétera, etcétera, etcétera … Como ya llevamos días en el Circo, era evidente que si el Ministerio no se adelantaba, el CGPJ enseñaría otra vez el látigo sin rubor e invadiendo competencias. Lástima que el Ministerio no nos lea, y haya esperado toda una semana para acordar una Circular, publicada casi simultáneamente  a un Acuerdo del CGPJ.

Una Circular poco original … Causa pavor tener en una mano la Circular del Ministerio y en la otra el acuerdo  del CGPJ. Parecen aquellas hermanas de El resplandor: parecidas y terroríficas.

Suponemos que el Ministerio oía los latigazos que el CGPJ ensayaba en el aire, y dictó otra Circular precipitada, desoyendo las veces que UPSJ  le ha manifestado que los Letrados de la ADJ estamos supersaturados de resoluciones innecesarias, y contradictorias. Precisamente la Circular que más nos afecta: sobre  notificaciones.

El Ministerio esquivó el latigazo, y al final, el latigazo lo hemos recibido los Letrados de la ADJ, en forma de Circular + toma Acuerdo que no nos resuelven nada de nada.

El Ministerio “recomienda” notificar lo habido y por haber, o sea, utilidad cero, y aumentando el desgaste mental para los Letrados.

El CGPJ sin rubor dice: “la Comisión permanente ha acordado hoy autorizar a los órganos judiciales “. Estese a lo que significa la separación de poderes en un Estado de derecho. Las normas jurídicas se aplican cuando el CGPJ decide, según sea lunes o jueves, porque sigue entusiasmado cantando el aria de Rigoletto ?  No merece ni comentarios.

Los Letrados de la ADJ, estamos aborrecidos, desmotivados, cansados de leer decenas de normas aprobadas a la babalá.

Esta forma de trabajar no es la correcta, pero viene siendo la habitual. Entendemos que la situación desborda las previsiones normales, pero en el caso de esta circular, era previsible su necesidad, y sin embargo se nos dio traslado en el último momento, con apenas seis horas para informar sobre lo que es una de nuestras competencias fundamentales, y sobre la que necesitábamos el respaldo del Ministerio.

El Ministerio de Justicia, con el Ministro al frente, como máximo responsable de la Administración de Justicia, tiene legitimidad y competencia para regular los asuntos que nos atañen, asuntos de la exclusiva competencia del Ministerio, y debería haber plantado cara ante los latigazos de un CGPJ que ha perdido el Norte.

Los Letrados de la ADJ esperamos del Ministerio decisiones necesarias y reflexionadas, defendiendo las funciones y competencias que ejercemos cada día.

Hoy, en la reunión a la que UPSJ está convocada, haremos llegar este mensaje al Ministro.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies