Las sustituciones voluntarias entre los Letrados de la Administración de Justicia han ahorrado a las arcas públicas una buena suma de dinero. Un Letrado en sustitución es más económico que un Letrado sustituto.

Fue una buena noticia que el actual equipo ministerial nada más tomar posesión se comprometió a convocar la mesa sindical de negociación para volver a aprobar la regulación de estas sustituciones anulada judicialmente por un defecto en el procedimiento de negociación colectiva. El Covid-19 por desgracia paralizó las intenciones del Ministerio, que en este caso, demostró conocer el tema y estar al quite con el ahorro que suponía. Hay que reconocer que este Ministerio nada más empezar se ha encontrado de lleno con la pandemia, y sus intenciones iniciales están aún en stand by.

El éxito del ahorro depende del uso que puedan hacer los Secretarios Coordinadores Provinciales de estas bolsas, y para ello es necesario contar con muchos compañeros dispuestos a inscribirse en ellas voluntariamente.  La rebaja económica en la retribución de estas actuaciones a causa de la referida impugnación es un peligro, porque de nuevo nuestras sustituciones se pagan mucho menos que las realizadas en iguales condiciones por la Carrera Judicial.

Siempre hay que tener en cuenta que los Letrados de la Administración de la Justicia somos los trabajadores, y hete aquí que nuestro empleador es el Ministerio de Justicia, eso significa que prestamos nuestros servicios al Ministerio y a cambio recibimos una contra prestación, o lo que es lo mismo, un salario mensual que remunera el trabajo y la responsabilidad que desarrollamos y asumimos en nuestras tareas. La relación laboral no es ni una relación paterno-filial ni amorosa, sino una relación pura y simplemente onerosa.

Desgraciadamente, el Ministerio no piensa en el ahorro que supone la sustitución voluntaria ni tampoco en la relación onerosa que ha de existir en toda relación laboral, y ha tenido a bien implementar a raja tabla la anterior regulación, y va a aplicar los mismos objetivos exigidos antes del Covid-19, o solo pagará la exigua cantidad fija que no alcanza los trescientos euros.  No va a modificar los parámetros calculados en función del volumen y trabajo desarrollado en el organismo, cuando sabe que en esta situación de pandemia claramente estos parámetros serán  inferiores, con lo cual el Ministerio no valora el doble esfuerzo que supone encargarse de dos juzgados en lugar de solo uno.  Veremos si finalmente se queda ahí o también dejan de abonar la parte fija.

Señor Ministerio de Justicia, si cualquier Letrado de la Administración de Justicia está realizando una sustitución en otro órgano judicial asumiendo además de su órgano íntegro, la firma, el control de sus aplicaciones y de sus juicios, vistas y comparecencias, sus cuentas, su personal,  y, en general, todo lo que supone el trabajo que se desarrolla en el mismo, pueden indicar ¿en  base a qué precepto del derecho español  o de cualquier otra legislación se basan para decidir unilateral-mente dejar de retribuir este trabajo que se ha seguido desarrollando con las condiciones que fueren?. El trabajo de los Letrados de la Administración de Justicia en una situación como la actual no se puede medir únicamente con criterios de productividad dejando de lado la responsabilidad de la gestión no sólo de las actuaciones, sino también del personal. Desde la declaración del estado de alarma la actividad de los órganos judiciales ha continuado con servicios esenciales que han debido de ser atendidos por muy poca dotación de personal en la oficina, pero siempre bajo la responsabilidad del Letrado de la Administración de Justicia y desconocer esta circunstancia o no valorarla significa desconocer la labor que realiza el Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia como funcionarios al servicio del Ministerio del que es titular.

El Ministerio de Justicia con estas sustituciones se está ahorrando un sueldo íntegro, un salario que están dejando de pagar desde el día uno de la sustitución hasta su cobertura, ¿De verdad creen que esa partida es económicamente significativa para eliminarla sin dar otras opciones?

Pues bien, piensen ustedes que su acción puede traer como consecuencia legítima la renuncia a realizar la sustitución por parte del Letrado de la Administración de Justicia perjudicado, porque trabajar by de face tampoco procede, y esto, multiplicado por todas las sustituciones actuales supondrá un serio problema. Piensen en que jardín se meterá el Ministerio si algo falla o si surge cualquier incidencia o cualquier “caso Mari Luz” . No habrá nadie  al frente, o por qué no, pueden surgir posibles reclamaciones judiciales,  y será el propio Ministerio los que deberán dar la cara para explicar lo inexplicable.

Por tanto, piensen, prioricen, reconsideren…

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies