En la tarde ayer se dio traslado por el Ministerio de Justicia de la Resolución por la que se adapta la cobertura de servicios esenciales de la Administración de Justicia al Real Decreto Ley 10/2020 de 29 de marzo de 2020. En el mismo se traslada a los Secretarios de Gobierno y Coordinadores  la responsabilidad de coordinar las medidas necesarias para establecer un sistema de disponibilidad,  a fin de que la mayoría de los funcionarios no acudan a las sedes judiciales más que de ser indispensable. Igualmente, les encomienda la adopción de medidas para que el servicio se preste preferentemente a distancia, como no puede ser de otra manera a la vista del R.D de 14 de marzo que declara el estado de alarma, y obliga a los empleadores públicos o privados a permitir el teletrabajo.

Es decir, el Ministerio de Justicia ha optado finalmente por delegar en aquellos más cercanos al territorio el marcaje de los servicios mínimos presenciales. Decisión que reconsidera acuerdos anteriores, olvida los corsés,  y  ahora atiende primero a las  diferencias de medios materiales existente entre los diversos territorios que conforman la Administración de Justicia; y segundo a las peculiaridades de cada una de las diferentes jurisdicciones, que en diferente grado deben atender a los mínimos esenciales marcados por el CGPJ.

Desde UPSJ queremos trasladar a los Secretarios de Gobierno y Coordinadores nuestro firme apoyo en la decisiones que a este respecto adopten, pero recordándoles que estamos ante una situación sin precedentes, porque está en peligro la salud de todos los ciudadanos, además de la de los funcionarios públicos. Procede reducir al máximo la movilidad de la población, y por eso, y puesto que el Ministerio de Justicia ha dejado la puerta abierta para cumplir los servicios esenciales desde la disponibilidad, adopten criterios que apliquen este criterio al máximo. Procede también que requieran a quien corresponda para que faciliten a todos los Letrados portatiles desde los cuales acceder a los sistemas de gestión. Con ello, evitarían el movimiento de otros funcionarios de la plantilla.

Nos permitimos recordar que existen desvíos de llamadas telefónicas desde las oficinas, que los correos institucionales de las oficinas son accesibles desde los domicilios, que los grupos de wastapp son muy útiles, etc … Llevamos 15 dias en estado de alarma y las estadísticas demuestran que los Letrados de la ADJ hemos sabido atender todos y cada uno de los asuntos esenciales que se han planteado. A veces mediante la coordinación entre los Letrados de la ADJ con los Decanatos,  con los  juzgados de guardia y con el resto de la plantilla. Ahora es el momento de ir un paso más allá, y reducir al límite máximo la presencialidad, tanto como permitan las plantillas y los medios materiales de cada territorio.

Es igual de importante, y por eso UPSJ pide el mismo respeto al CGPJ – que ha tomado decisiones poco acordes a la actual situación de emergencia sanitaria y contra derecho -, a los jueces, fiscales, sindicatos de funcionarios, colegios profesionales y Comunidades Autónomas. Respeten los acuerdos de los Secretarios Coordinadores y Secretarios de Gobierno, porque son quienes conocen mejor el territorio. Y no olviden que quienes dirigen las Oficinas Judiciales son los Letrados de la Administración de Justicia. Cada cual a lo suyo, y  a sus competencias. El Ministro de Justicia habrá respondido como corresponde si él y su Equipo Ministerial respaldan las soluciones que adopten los compañeros, si con ellas se atienden los servicios esenciales. Entendemos que el resto también lo debe hacer.

Este momento exige la máxima responsabilidad de todos. La salud de todo el país lo reclama.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies