“EL CGPJ INFORMA … ”  una vez más así nos sorprendía este jueves pasado  el  CGPJ. Últimamente no deja de sorprender su capacidad productiva de Acuerdos… que no vamos a comentar para no enjuiciar sin datos objetivos, pero sí vamos a interpretar el interés que motiva tan alta producción. Quizás el deseo de recuperar un espacio perdido, un protagonismo en un momento donde lo que prima es el derecho a la vida y la salud, como así nos advierten las autoridades  sanitarias y el propio Gobierno de la Nación.

Y una muestra de ello, de esa  apariencia – que no verdad – de querer recuperar un protagonismo, es la nota emitida por el CGPJ el pasado  jueves dia 2 de abril (dos días antes a la declaración pública del Presidente del Gobierno de formular petición de prórroga del estado de alarma a las Cortes Generales) en la que nos anuncia el llamado “PLAN DE CHOQUE para la reanudación de la actividad judicial tras el estado de alarma.

Para empezar, escoger el término “plan de choque “, para afrontar una crisis sin precedentes, desconocida entre quienes no hemos vivido los efectos directos de la última guerra mundial, no deja de ser arcaico y  poco empático,   por no decir ajeno y frío  al estado emocional que está viviendo este país. Corrijamos y advirtamos el lenguaje que estamos utilizando, para describir una necesidad, la necesidad de la que vamos a hacernos cargo los profesionales de la Administración de Justicia en un futuro inmediato. Qué diferente sería empezar por utilizar un término que aglutine el sentido y el objetivo de lo que se pretende, y en lugar de hablar de plan de choque, en términos de enfrentar, combatir, confrontar…  aquello que se nos viene encima,  por una vez hablemos, de hacernos cargo, posibilitar, cooperar, colaborar comprometernos y proponer planes de actuación conjunta por los profesionales de la ADJ para  hacernos cargo de la situación que sin duda afecta ya y afectará a los ciudadanos, ávidos de respuesta rápida y efectiva, segura y garante de la JUSTICIA.

Para ello, esta asociación comprometida con la Sociedad en general y el Ciudadano en particular , desde una actitud colaborativa y responsable con el Ministerio de Justicia , ofrece aportar soluciones para un futuro inmediato , poniendo el foco una vez más en el ciudadano, en ofrecerle una respuesta útil a sus necesidades de salvaguardar  y  hacer efectivos  sus derechos,  y no en la recuperación  de un protagonismo o en el objetivo de obtener o  significar un poder,  que no se niega ni desconoce como es el poder judicial,  sino que  superando la mirada individualista y egocéntrica de determinados Instituciones, en un contexto de crisis a nivel mundial, lo que se precisa es otro tipo de propuestas.

En este sentido, UPSJ ofrece en primer lugar nuestras LAS POTENCIALIDADES LEGALES COMO CUERPO DE LETRADOS DE LA ADJ, que orgánicamente ya tiene reconocidas, entre otras,  en la vertiente de conciliación. Nosotros los  Letrados de la ADJ somos los mismos que hoy desde  sus domicilios, confinados que no desocupados,  a través del teletrabajo o  en forma presencial, desde los Juzgados de guardia, de lo penal, de violencia doméstica o que en otras jurisdicciones se encuentran  en servicios esenciales, seguimos ejerciendo  nuestra co- responsabilidad en sostener y confrontar esta situación de alarma, y también debemos hacernos cargo del futuro inmediato que vendrá y se aproxima .

Los ciudadanos que parte en conflictos:  propietarios, inquilinos, trabajadores, empresarios, familias, menores, parejas, etc. … lo que necesitarán de nosotros, como Servicio público, es y será  una respuesta ágil, útil, segura, con eficacia ejecutiva y garantista, que les aporte una solución lo más cercana y aproximada a su conflicto y  más fácilmente ejecutable. Preferible a someterse a los tiempos de una Justicia que si ya es tardía y alejada antes de la crisis, mayor resultará después de este parón de la actividad judicial.

Los ciudadanos no nos piden  crear  Comisiones o grupos técnicos de trabajo como así propone el CGPJ en su Acuerdo  del pasado 2 de abril o  que se analicen, estudien, vigilen, controlen, recopilen datos y efectúen propuestas orientadas muchas veces a ampliar plantillas o trabajar por las tardes. Estas no dejan de constituir un “brindis al sol”, perder el tiempo en la recopilación de datos es añadir burocracia y poca eficacia en la resolución de los conflictos, es dedicar un tiempo que es escaso y sobretodo necesario para trabajar la  salida de la situación de alarma. La propuesta del CGPJ es  trasladar el problema a otras Administraciones públicas, es desoír la co-responsabilidad que tenemos todos, jueces, letrados y personal de la ADJ en afrontar esta situación ahora y en un futuro próximo. Somos todos los colectivos implicados los que debemos participar en esas Comisiones, pero en especial  los Letrados de la ADJ, que dirigimos los equipos de trabajo de las Oficinas Judiciales, quienes no solo debemos estar obligatoriamente presentes sino aportar propuestas que sean atendidas, ya que sin duda estarán basadas en la realidad de los medios materiales y personales de que dispone nuestra Administración.

Para ello conscientes de las dificultades y también de las necesidades más inmediatas proponemos,  y ofrecemos la posibilidad entre otras,  de  arbitrar de forma creativa, la creación de equipos de letrados conciliadores/mediadores, con ayuda de los decanatos, los Servicios comunes procesales, las unidades de mediación/ conciliación, lideradas por los Letrados de la ADJ, cuya competencia y perfil profesional ya tenemos reconocido en la LOPJ, estatutos orgánicos y leyes procesales de los distintos ámbitos jurisdiccionales, que permitan dar una respuesta rápida, eficaz,  eficiente y segura, con una solución consensuada y pactada entre las partes a sus conflictos.

Es hora de valorar qué nos enseña y enseñará esta pandemia del Covid -19 y qué impacto puede tener en la Administración de Justicia. Una de las primeras operaciones debe ser valorar si ante este futuro inmediato siguen siendo útiles las antiguas estructuras y propuestas de funcionamiento y organización del trabajo en la ADJ.

Conocer la realidad y atender la necesidad respuestas ágiles cuando salgamos del confinamiento y transitemos hacia la normalidad, es lo que se necesita , lo contrario, como así propone el CGPJ,  creando comisiones técnicas de estudio y valoración de propuestas consistentes en aumentos de plantillas,  constituyen a nuestro juicio un ejercicio de irresponsabilidad y de falta de compromiso  con los ciudadanos y con este servicio público de Justicia.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies