El día 29 de marzo nos reunimos con el director del CEJ D. Israel Pastor Sainz-Pardo, el cual lleva en el cargo cuatro meses, la reunión fue en un ambiente de absoluta cordialidad, lo cual le agradecemos.

Comenzada la reunión en primer lugar respecto al plan de formación inicial, interesamos se resuelva la falta de coordinación entre los tribunales examinadores y la Escuela Judicial, al contrario de lo que ocurre en las carreras judicial y fiscal. Creemos que por seguridad jurídica de aquellas personas que opositan, y sobre todo para evitar como ha ocurrido algunas ocasiones que las prácticas tuteladas recaen en periodo estival y de vacaciones de los tutores, incluso sus tomas de posesión en períodos de escasa actividad judicial, deberían fijarse unas fechas en el calendario que marcase todo el proceso de selección, desde la constitución de tribunales examinadores hasta la entrega de despachos, tanto para las promociones internas como las de turno libre.  Creemos que esta petición es viable.

En segundo lugar, nos gustaría también sugerir que la formación durante el período de estancia en el CEJ fuera mucho más práctica. Entiéndase, se realicen simulacros de juicios, actos de conciliación,  elaboración de resoluciones, examen de demandas, tasaciones de costas, etc., y que cuando un alumno salga del CEJ sepa perfectamente cómo funciona el SIRAJ, preparar subastas electrónicas, manejar la cuenta de consignaciones, es decir que sepa cómo moverse en su actividad habitual.

Nos consta que los alumnos preferirían que el horario del curso fuera continuado, y desde la UPSJ interesamos que al menos un día semanal  se desarrolle intensivamente durante toda la mañana, en lugar de jornada partida mañana y tarde diaria como hasta ahora.

También comentamos la calidad y situación de los hoteles  en que nos hospedamos cuando acudimos al CEJ, o suelen ser decimonónicos o desfasados o están situados en el extrarradio, o incluso coinciden ambas cuestiones negativas, en los últimos cursos es una cuestión muy repetida por los compañeros; desde UPSJ pensamos que no sería complicado gestionar un hotel digno y céntrico.

El Directo del CEJ tomó nota de nuestras pretensiones y nos informó de un cambio a la hora de enfocar la formación de los Letrados de la Administración de Justicia de promoción interna y de turno libre. La intención del Cej es que el curso de formación de promoción interna coincida en su final con el comienzo del de turno libre; se pretende cubrir las deficiencias planteadas por un  lado servirá para hacer cuerpo y por otro para trasladar experiencias, siempre útil e importante; y especialmente que en el turno de Promoción interna, los alumnos no tengan que incorporarse a sus destinos al concluir el curso como Gestores mientras se tramitan sus nombramientos y entregas de despachos, por las disfunciones que ello ocasiona en los Juzgados. Nos parece una idea que desarrollada tal como se nos ha planteado es de un gran interés para el Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia.

Posteriormente pasamos a comentar el plan de formación continua.

La primera cuestión se trata de una reclamación que ya es histórica, y nos consta reclamado siempre desde nuestro colectivo, y que efectuamos siempre en el consejo rector del CEJ,  que es una mejor distribución del presupuesto para formación entre los diferentes colectivos usuarios del CEJ, y que exista un equilibrio, una paridad económica entre todos los alumnos,  sin diferenciar si se es Fiscal, Letrado de la Administración de Justicia, o Médico Forense.

Otro tema general, se refiere a la descentralización de los cursos para que sean celebrados en diferentes sedes. Ciudades como Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla tienen entidad suficiente para acoger cursos. Ello comportaría, primero una reducción del coste del curso (los desplazamientos serían más económicos, se ahorra algún alojamiento) y segundo una mayor conciliación de la vida familiar y laboral de los asistentes, con el consiguiente aumento y variación en la participación. De esta manera, en lugar de organizar varias ediciones del mismo curso, se podría realizar el mismo curso en diferentes sedes. En este punto el director del CEJ nos trasladó que se están haciendo estudios y gestiones al efecto para poder llevarlo a cabo.

Encontramos también a faltar la participación de nuestro colectivo en las reuniones de la Red Judicial Europea de Formación. Entendemos que si el CEJ permitiese que los Letrados de la Administración de Justicia participasen en los cursos organizados por la Unión Europea para la formación en materia de Instituciones comunitarias y derecho que emana estos organismos, en materia de lenguaje jurídico inglés o francés o en materia de Cooperación Jurídica Internacional de la Unión Europea, el presupuesto de los cursos que recibimos sobre estas materias en el CEJ, podría destinarse a otros cursos también importantes. También se nos dijo que son conscientes en el CEJ de dicha cuestión y que están estudiando y trabajando el tema.

También, como en ocasiones anteriores, interesamos el cumplimiento del artículo 96.6 del Reglamento Orgánico de Secretarios Judiciales, según el cual a aquellos Letrados que cambien a un destino de diferente orden jurisdiccional les corresponde realizar un curso de especialización, es una cuestión que debería desarrollarse , de la cual tomo cumplida nota el Director del CEJ. Proponiéndose por UPSJ que una manera más asequible y económica sería realizando prácticas tuteladas con un compañero con experiencia en la nueva jurisdicción y que sea debidamente retribuido.

Otra observación general gira en torno a la valoración de la demanda on-line. Si bien es cierto que estos cursos son muy solicitados, creemos que el número de peticiones que se formulan no es un dato definitivo para valorar la aceptación de los cursos telemáticos, y pediríamos que se estudiase el número final de solicitantes que visionan todo el curso on-line concedido, a los efectos de  un mejor control de la calidad de la enseñanza. Consideramos escasa la oferta de cursos de idiomas on-line. Debería ofrecerse el máximo de idiomas posibles  y con continuidad temporal para conseguir cierta calidad en el resultado.

Por otro lado, desaconsejamos totalmente que se oferten hasta 11 ediciones del Curso de habilidades directivas y  técnicas de liderazgo ya que  el mismo debe ser esencialmente objeto de un curso presencial. Se trata de una materia muy importante, por no decir, la más importante en la formación de los Letrados de la Administración de Justicia ante el reto de la NOJ. Para conseguir ser directivos de personal modernos, se requiere no solo mensajes escritos, o verbales, sino también no verbales, feed-backs, interacciones mutuas entre alumno-profesor, que están ausentes en los cursos impartidos on-line.

También interesamos que haya más  transparencia en la selección de cursos y ponentes; y que sólo repitan los cursos y ponentes mejor valorados, eso si los curso deberían ser mucho más variados y esencialmente prácticos.

Creemos que son necesarias más estancias en la NOJ de las planificadas, puesto que entendemos que estas experiencias son básicas como incentivo y fórmula para rebajar el temor del colectivo ante el cambio de estructura que supone la NOJ, y la digitalización de la justicia.
También dimos traslado de una propuesta interesada en otras ocasiones, que sería formación de una base de datos de decretos y resoluciones de Letrados de la Administración de Justicia residenciado informáticamente en el CEJ, sería muy útil, interesante y práctico para todos los compañeros, el poder encontrar un decreto de cualquier jurisdicción y temática; serían enviados por los compañeros al CEJ. También hemos pensado para incentivar la aportación de decretos, el crear un premio anual, bianual, a la excelencia en la elaboración de resoluciones, lo que sería también muy interesante.

Sugerimos la celebración de cursos sobre las subastas electrónicas (así como de toda innovación tecnológica que se vayan introduciendo en la Administración de Justicia), ya que los cursos realizados por el Ministerio de Justicia y el Banco de Santander en virtud del convenio establecido, son totalmente insuficientes, debiendo acometerse un plan de formación completo que llegue a todos los Letrados de Justicia que normalmente celebran subastas en sus destinos y en un tiempo razonable.

El Director del CEJ tomó nota de nuestras pretensiones respecto a la formación continua,  y para finalizar le trasladamos nuestra más sincera enhorabuena por su nombramiento, a quien deseamos los mejores éxitos, que  también favorecerán a nuestro colectivo y a la Administración de Justicia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR