El pasado día 18 de septiembre a las 16.00 horas, tuvo lugar en Ministerio de Justicia una primera reunión del grupo de trabajo de JUSTICIA DIGITAL con la participación de las cuatro asociaciones de LAJ y de todas las asociaciones de Jueces. La reunión estuvo presidida en un primer momento por el Secretario General Don Antonio Viejo, que tras unas breves palabras se tuvo que ausentar, y por la Directora General de Modernización Doña Sofía Duarte.

La reunión se desarrolló con gran cordialidad y amplia participación, lo que es de agradecer.

Doña Sofía Duarte expuso la pretensión del Ministerio de realizar un replanteamiento del EJE, con la idea de pulsar las ideas de nuestros colectivos antes de tomar alguna medida al respecto.

Nuestra asociación defendió que el expediente electrónico tiene ya un consolidado rodaje, pues en algunos casos se trabaja en digital más de 2 años. Que tras unos inicios muy inciertos se está formando el EJE de forma adecuada, pues los LAJ y funcionarios que trabajan en las oficinas se han habituado al trabajo digital, y pese a las disfunciones que presentan en ocasiones las aplicaciones informáticas, el resultado está siendo óptimo: se revisan las demandas y escritos y se analizan las características técnicas, se solicitan subsanaciones y se da cuenta los Jueces para inadmisión por defectos técnicos, los cual están también analizando estos defectos e inadmitiendo; los fiscales, abogados del Estado y forenses envían su escritos y reciben las notificaciones de forma digital.

Este conocimiento técnico se ha extendido a profesionales: abogados, procuradores y graduados, los cuales han adoptado los medios digitales y perfeccionado sus conocimientos técnicos, por lo que sus envíos son de más calidad. Estos profesionales pueden acceder al proceso completo mediante una descarga en su lápiz digital, sin interferir el trabajo de la oficina, incluidas las vistas o audiencias audiovisuales, que se integran en el mismo. El proceso está simultáneamente a disposición de todos: LAJ, jueces, funcionarios, fiscales, profesionales.

Por ello, una vez adquiridas las destrezas y formado el EJE de forma adecuada, no se puede retroceder y perder todo ese enorme esfuerzo modernizador. La única jurisdicción que presenta problemas importantes es la penal, pues ha entrado en digital en época muy reciente, y a diferencia de las demás, muchos documentos siguen viniendo y enviándose en papel, lo que dificulta mucho una formación correcta del EJE, y el trabajo diario.

La reunión trató también de la necesidad de potenciar la formación, que se ha considerado escasa, de incluir en ese proceso de transformación digital a las CCAA, que habían quedado al margen, de potenciar la comunicación de todos los cambios que se implanten con anticipación, y de constituir un  auténtico escritorio digital de trabajo para Juez y LAJ, donde se concentren las actividades pendientes que ha de realizar. Esta mejora está ya muy avanzada en el Ministerio.

Tras la participación de todos los presentes, por la Directora General se formularon las siguientes conclusiones:

  • Necesidad de crear unos patrones de trabajo comunes en la formación del EJE, mediante la elaboración de protocolos u otros instrumentos de trabajo.
  • Potenciar la formación no solo previa, sino también la posterior, especialmente la llevada a cabo en el puesto de trabajo.
  • No realizar nuevas implantaciones informáticas sin un previo pilotaje, y aportando información generalizada.
  • Proponer reformas procesales y de la Ley 18/2011.
  • Mejora del VISOR como auténtico depositario del EJE.
  • Planteamiento de la existencia, junto al EJE, de una carpeta por cada procedimiento con documentos en papel, para facilitar el trabajo judicial.
  • Promover una mayor convergencia tecnológica con las CCAA en el seno del CTEAJE, promoviendo la interoperabilidad de los sistemas informáticos.
  • Dar formación en materia de protección de datos.

Nuestra asociación participa de estos propósitos, pero existe un problema muy grave que hay que poner de manifiesto, y es que el hecho de que se permita una carpeta en papel junto con el expediente digital, pues en definitiva, no se pueden formar adecuadamente dos procesos simultáneos.

Si los documentos están en papel se perderá el rigor técnico al analizar las características tecnológicas de los escritos y resoluciones: los LAJ y funcionarios no los revisarán adecuadamente, y los Jueces no inadmitirán por estos motivos, con lo que el EJE pasará a ser un conjunto de archivos innominandos, desordenados, e incluso incompletos. Paralelamente, en esa carpeta física se contendrán también de forma desordenada fotocopias diversas hechas por funcionarios, Jueces, Letrados, junto con documento originales, también de una forma desordenada.

Habremos creado un híbrido en el que será imposible saber qué es lo que forma el proceso judicial y que no. Los LAJ, que en definitiva somos los responsables de la formación de los autos y de la documentación, estaremos incumpliendo gravemente nuestras obligaciones legales, con clara responsabilidad.

Por ello como tiene bien claro UPSJ, es hora de posicionarse claramente en favor de la modernización, de la implantación del EJE (con revisión, en su caso de los problemas detectados en la jurisdicción penal), del cumplimiento diligente de nuestra labor profesional con arreglo a la ley, especialmente en la formación de autos, la documentación de las actuaciones y la protección de datos, y advertir del peligro de la creación de expedientes paralelos en papel, respecto de los cuales la ley nada contempla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies