Compañeros de asociación:

Acaban de empezar los dos años de mandato del nuevo Secretariado Ejecutivo de UPSJ, dentro del cual asumo el trabajo de Portavoz.

Dejaré de lado los tópicos habituales que acompañan siempre estos momentos. Que se trata de una responsabilidad y que se emprende la tarea con ilusión, han llegado a ser tópicos porque son ciertos, y por tanto, aplicables a todas las situaciones análogas a la de hoy.

Hoy quisiera al presentarme, poner el énfasis especialmente en una característica esencial de UPSJ, imprescindible cuando se habla de una asociación profesional, de la cual me siento muy orgullosa, y me refiero al funcionamiento meticulosamente democrático como asociación.  Democracia reflejada, por ejemplo, en nuestro sistema tan propio de elección de los cargos asociativos mediante asamblea telemática, con el cual conseguimos que todos podamos participar en la gestión de la asociación, o en el sistema de adopción de acuerdos por mayoría de votos de nuestro Comité Permanente o Secretariado Ejecutivo, donde se fomenta la diversidad participativa puesto que debe estar compuesto por compañeros de diferentes categorías profesionales.

Está claro, pues, que como consecuencia de esta característica de UPSJ, todo aquello que como portavoz transmitiré serán siempre decisiones adoptadas por mis compañeros de Secretariado, o en su caso, de Comité Permanente. No tendré más importancia, pues,  que la de un altavoz, pero el altavoz de un círculo que se cierra de nuevo en vosotros, compañeros afiliados. Y esta circunstancia que hoy resalto, es aquélla que me motiva y me pone las pilas para ejercer mi función.

Como portavoz, quiero y debo pediros colaboración, que estéis ahí apuntando cada uno de los problemas que os preocupan como Letrados de la Administración de justicia.  Necesitamos como Secretariado escucharos,  para fijar nuestras prioridades de actuación, que ineludiblemente deben ser espejo de las vuestras. Disponéis para ello de esta web y de los delegados territoriales.

Cierto es, que la coyuntura económica no parece estar de nuestro lado, y la incerteza política en estos momentos frena reformas importantes en el Ministerio, pero nosotros seguiremos y seguiremos llamando incansables a todas las puertas, sean ministeriales, de cualquier signo político, incluso judiciales.

Tenemos frentes abiertos como la adecuación salarial, la negociación colectiva,  el avance en la modernización tecnológica de la justicia y en la implantación de la NOJ, o la defensa del Registro civil, y ninguno de ellos desatenderemos;  pero se nos plantean ya otros frentes también importantes,  como la reforma de nuestro Reglamento ( donde hay que eliminar definitivamente con la llamada “cuarta categoría”, avanzar en la recuperación de los derechos perdidos y en la concesión de otros nuevos, como las libranzas ) o instaurar la transparencia en el nombramientos de cargos y en la resolución de comisiones de servicio, como corresponde a un estado de derecho. Ahora bien, recordad siempre que esta lista nunca estará cerrada, porque vuestra es siempre la voz y la última palabra.

Deseémonos todos muchos acierto, quizás también algo de suerte y de justicia, y luchemos juntos por una UPSJ fuerte y cercana, que sea un vehículo eficaz para dignificar  y mejorar nuestra profesión como Letrados de la Administración de Justicia.

Lidia Urrea Marsal

Portavoz de UPSJ

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR