En UPSJ las decisiones y actuaciones respetan dos premisas básicas: una, la atención personal a todos los compañeros que la soliciten; y la otra, destinar prioritariamente nuestros recursos económicos a la defensa, incluso judicial si conviene, de los temas profesionales del colectivo.

Está claro que el asociacionismo es un movimiento social nacido de la cooperación de personas de diversa índole pero con objetivos comunes.  Estar afiliado a la asociación correcta, no solamente implica unir esfuerzos, recursos humanos y también económicos, y por tanto, estar más cerca de conseguir objetivos comunes, sino también estar bien afiliado significa sentirse “compañero” de otros iguales, de similares intereses.

Si os preguntáis a qué viene este cuento, os respondemos que queremos informaros del resultado de diferentes procedimientos judiciales que UPSJ  directa  o indirectamente había venido planteando en el tiempo, y cuya resolución se nos ha notificado.

A pesar de las críticas repetidas hasta la saciedad al estilo “mantra” de inmovilismo asociativo, debemos dejar constancia que UPSJ nunca ha abandonado la lucha por las reclamaciones del colectivo. Nunca se han abandonado políticamente, y estas reclamaciones constituyen nuestra “hoja de ruta” en cada ocasión que nos reunimos con el Ministerio. No seamos inocentes, el propio Ministro en las  últimas jornadas celebradas en Cuenca reconoció que nos adeudan una reclamación salarial, y en privado también lo reconoce. Es por tanto, un problema de voluntad en la práctica, no de falta de reconocimiento. Pero además, como os demostramos aquí, estas reclamaciones se articulan por medio de otras vías, como la judicial, cuando se consideran viables.

Los procedimientos judiciales que se han promovido en materia de reivindicación salarial y en defensa del estatuto jurídico de los Letrados de la Administración de Justicia, han sido sufragados gracias a la suma de las pequeñas cuotas de nuestros afiliados. Pequeñas cuotas que unidas nos han permitido costear el precio de la vía judicial, no solo de defensa y representación, sino también las posibles condenas en costas que se han derivado. GRACIAS, a todos y a todas que con vuestro esfuerzo económico conseguís que USPJ llegue un poco más lejos.

Podéis acceder al contenido de las sentencias en cuestión en la parte privada de nuestra web.

Y dicho lo cual vamos a centrarnos en las referidas demandas judiciales, tres de las cuales, se interpusieron en reclamación de nuestra adecuación salarial, desgraciadamente todas ellas desestimadas.  A groso modo, el Tribunal ha entendido que el aumento de salario implicaría un aumento del presupuesto de gastos del Ministerio, y si dichos presupuestos no prevén el aumento de esta partida, no hay base legal para reconocerla. Digamos que la desestimación se basa en el principio de legalidad.

La cuarta de las demandas solicitaba la nulidad de la Instrucción 1/16 del SGRAJ de alta y baja de jueces sustitutos, que también ha sido desestimada.  En este caso, el Tribunal entiende que la comunicación que nos obligan a realizar a raíz del cese o la toma de posesión de un juez sustituto puede incluirse dentro de nuestras tareas reglamentarias,  que son númerus “apertus”, y  además porque esta comunicación es una carga minúscula de trabajo, perfectamente asumible por nosotros.

En otro orden de cosas UPSJ en los dos últimos años se ha personado en varios expedientes disciplinarios en defensa de compañeros afiliados conforme prevé nuestro Reglamento Orgánico.

Así las cosas, UPSJ no tira la toalla. En cuanto a la adecuación salarial, precisamente dio lugar a una de las conclusiones más importantes de las obtenidas en las Jornadas de UPSJ celebradas en el mes de junio en Cuenca. Dice la conclusión 6ª: “La asunción, desde el año 2009, de las nuevas competencias y responsabilidades hace que la imprescindible adecuación salarial se convierta no en una cuestión presupuestaria sino estatutaria e inaplazable”.

Desde este nuevo prisma, UPSJ persistirá luchando por la más importante sin lugar a dudas de nuestras reclamaciones. Otros caminos buscaremos para llegar a nuestros fines,  parados no nos quedaremos, porque nunca hemos parado, pese a quien pese.

Pero sería muy importante y creceríamos como colectivo, que en esta reclamación se nos uniera el resto de Asociaciones, y que abierta y conjuntamente,  presionásemos al Ministro, para que hiciera efectiva nuestra reconocida, justa y digna reclamación salarial.

Se oyen a lo lejos voces sobre la recuperación del 15 % del salario de los jueces por los recortes sufridos. El panorama de quedarnos apartados de esa subida  a causa de nuestra desunión,  produce escalofríos. Todos debemos reaccionar.

Y en cuanto  a la Instrucción 1/2016, está claro que lamentamos el resultado de la sentencia. Pero aquello que más lamentamos, aquello que retuerce el estómago,  es la mentalidad de nuestro Secretario General de la Administración de Justicia, que sin ningún tipo de negociación, ni siquiera información a las asociaciones, elabora instrucciones que siguen otorgándonos competencias meramente ADMINISTRATIVAS, que denigran nuestro trabajo, que entorpecen nuestra verdadera tarea de dirección técnico-procesal, que nos indignan enormemente, porque reflejan que aquel que era nuestro compañero, y hoy es nuestro superior, nos tiene en poca consideración y ha olvidado el valor de nuestro trabajo. También necesita reaccionar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR